A menos de quince días para que comience 2022 el PSOE de Alcoy no ha presentado el presupuesto para el Ayuntamiento. Es la prueba más fehaciente de que el PSOE no tiene proyecto. Si no hay proyecto que sacar adelante, ¿para qué necesita un presupuesto? Este hecho, ya de por sí grave, lo es todavía más porque el PSOE incumple la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que establece que el día 15 de octubre el Gobierno tiene la obligación de presentar el borrador de presupuestos al Pleno, informado por la Intervención y con los anexos y documentación complementaria para su aprobación, enmienda o devolución.

Amalia Payá es concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy

Tendrían que haber presentado el borrador del presupuesto hace dos meses: el 15 de octubre. Hoy todavía no lo han presentado. Una vez más, el Gobierno de Antonio Francés aplica su máxima: no dejes para mañana lo que puedas hacer pasado mañana. Solo con ella se explica que sigan pendientes proyectos como el de los chalets de la Font Roja. Y solo con ella se explica que el PSOE mantenga prorrogados los principales servicios de la ciudad: el agua y el autobús.

Duele comprobar que el PSOE de Alcoy no tiene proyecto. Ya lo demostró también en octubre, cuando renunció a debatir las ordenanzas fiscales, es decir, los impuestos locales. La propuesta de rebaja de impuestos planteada por el PP buscaba conseguir que en estos momentos difíciles de post pandemia los ciudadanos y las empresas tengan el dinero en sus bolsillos y con él puedan reactivar la economía. Es decir, ser cada vez más alcoyanos pagando menos en lugar de resignarse a lo que nos está condenando Antonio Francés: ser menos alcoyanos pagando más.

A la espera de que al PSOE se le encienda la luz y, con más de dos meses de retraso, presente el borrador del presupuesto, sobre la mesa está la preocupante situación económica del Ayuntamiento. Y no porque lo diga el Partido Popular, sino porque así lo indica el propio departamento de Intervención: el Ayuntamiento va a tener muy difícil recurrir a préstamos para financiar proyectos. De hecho, este año solo ha podido concertar un préstamo de 4,9 millones de los 9 presupuestados. De hecho, los 3 millones de sobrecoste de la basura que hay que pagar a Fomento por haber mantenido caducado el contrato, no se van a poder pagar a través de préstamo, porque el Ayuntamiento supera todos los límites.

En conclusión: poco podemos esperar de un gobierno que carece de proyecto, que no cumple la ley, que se niega a bajar impuestos a los alcoyanos y que está dejando en situación de quiebra al Ayuntamiento. Por eso lo único que le pedimos es lo mínimo: que cumpla con su obligación y presente un presupuesto antes de que acabe el año. En una situación económica y social tan preocupante como la que nos deja la pandemia, seguir sin proyecto de presupuesto es una auténtica irresponsabilidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad