Amalia Payá lamenta la falsa congelación de impuestos anunciada por el PSOE al mantener la tasa de alcantarillado, cuyo importe se multiplicará por cuatro respecto a 2021

El PSOE de Alcoy ha rechazado la rebaja de impuestos que el Partido Popular plantea para 2022. El Gobierno socialista ni siquiera va a promover debate sobre ordenanzas fiscales, ya que, según expuso en la comisión de Hacienda celebrada el lunes, va a congelar impuestos y tasas. “En plena crisis, el PSOE penaliza a los alcoyanos, manteniendo el tercer IBI más alto de España y la injusta tasa del alcantarillado, en la que pagaremos un 400% respecto a 2021”, lamenta la concejal responsable de fiscalizar el área de Hacienda, Amalia Payá, quien tilda la congelación de impuestos como una “mentira encubierta”.

La regidora critica al PSOE por “renunciar a bajar impuestos y ayudar a los alcoyanos”. Payá considera “muy preocupante” la “desidia” de la concejal de Hacienda, Vanessa Moltó, que no ha sido capaz de trabajar junto a la oposición una rebaja de impuestos “que haga de Alcoy una ciudad más competitiva”. “Es evidente que a una concejal que vive en Valencia le importa bastante poco los impuestos que pagan los alcoyanos. Su único interés es recaudar para pagar a gente del entorno ideológico y crear clientelismo electoral”, añade.

La concejal del PP advierte de que la congelación de impuestos y tasas que anuncia el Gobierno del PSOE tiene “trampa”. En concreto, por la tasa de alcantarillado que aprobaron el pasado año el PSOE y Podemos. En 2021 el recibo de esa tasa era de 2,5 euros porque solo se pagaba el último trimestre, pero en 2022 se cobrará de forma íntegra: 10 euros. “Lo que para Vanessa Moltó es congelar impuestos, para los alcoyanos representa un aumento al 400%”, expone.

El PP defiende la eliminación de la tasa de alcantarillado, que considera “injusta” porque ya está incluida en el Impuesto de Bienes Inmuebles. Los alcoyanos, por tanto, pagan dos veces por lo mismo. Amalia Payá reprocha al PSOE que se cierre en banda a la hora de debatir una rebaja del IBI. Actualmente Alcoy tiene el tercer tipo de gravamen más alto de España (1%), solo por detrás de Reus (1,04) y Elda (1,03). El PP defendía una rebaja del 10% para dejar el tipo en un 0,9%.

El principal partido en la oposición también abogaba por reducir el Impuesto de Actividades Económicas hasta un 33% a las empresas ubicadas en polígonos industriales, así como rebajar el Impuesto de Obras del actual 3,30% al 3%. En el caso del Centro Histórico, proponía reducirlo a la mitad: del 1% al 0,5%.

La concejal del PP lamenta que el Gobierno socialista de Antonio Francés “desprecie” las propuestas del PP, trabajadas con expertos en fiscalidad y con empresas. “Está cerrando la puerta a ayudar a vecinos y empresas”, apunta.

Payá reprocha que las políticas del PSOE llevan a la ciudad a la decadencia. E insiste: “En Alcoy cada vez somos menos pagando más. Lo que pretendemos con nuestra política fiscal es conseguir que seamos más pagando menos”, concluye.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad