Reclama una solución “urgente” al trazado, que cruza el recién construido circuito de BMX

El Partido Popular de Alcoy insta al PSOE a resolver de forma “urgente” el problema que ha generado al construir el nuevo circuito de BMX sobre terrenos en los que está previsto el tramo final del futuro bulevar que unirá Batoy con la Zona Norte. El concejal Kiko Cantó critica que el PSOE deje el tramo conflictivo fuera de la redacción del proyecto, actualmente en fase de concurso. “Lo que hace el PSOE de esconder la cabeza y no afrontar la metedura de pata no es aceptable”, manifiesta el edil del PP. Nuevo circuito de BMX Alcoi

El principal partido en la oposición lamenta que ante la evidente descoordinación del Gobierno, su respuesta sea dejar para más adelante el tramo conflictivo. “No tiene sentido encargar la redacción de un proyecto y dejar fuera la parte final”, manifiesta Cantó. El concurso solo contempla la redacción de cuatro de las seis fases pendientes (la primera ya está construida). El regidor lo considera una “burla” por parte del PSOE. Por eso reclama que incluya el tramo final del bulevar en la redacción del proyecto. “¿Qué sentido tiene dejar fuera la parte final? ¿Tan claro tiene la concejal de Urbanismo que este proyecto nunca se va a ejecutar, como sucede con la mayor parte de los proyectos del PSOE?”, se pregunta.

El concejal subraya que los planos del proyecto del bulevar muestran que el tramo final del nuevo vial pasa por encima del circuito, en el que el PSOE ha invertido 262.501,72 euros. El bulevar también está dibujado en el nuevo Plan General, que no contemplaba la creación del circuito de BMX. “La descoordinación del PSOE es absoluta en todos los sentidos y tiene un coste terrible para los alcoyanos”, insiste Cantó.

El regidor insta al PSOE a que “demuestre que, como asegura, el circuito de BMX no se ve afectado por el trazado del bulevar”. Y añade: “En lugar de mentir, como hace siempre, lo que debería hacer es dedicarse a no generar más problemas a la ciudad”.

Cantó aporta los planos preparados por el Ayuntamiento para demostrar que el trazado del carril bici, que costó un millón de euros al Ayuntamiento, coincide con el futuro bulevar, lo que obligará a desmantelarlo. “Los alcoyanos no tenemos por qué aguantar una metedura de pata tras otra”, concluye.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad