Critica la pasividad del PSOE pese a que las mediciones alertan de que las zonas sanitarias y educativas superan los límites de contaminación acústica

El Partido Popular urge al PSOE de Alcoy a aplicar el plan de acción contra la contaminación acústica, redactado en 2015 dentro de la revisión del Plan General. Una de las principales medidas que propone el plan es la redacción de una ordenanza que prevenga, vigile y corrija el ruido. El concejal del PP Kiko Cantó pide al PSOE que “reaccione” para tomar medidas, especialmente en zonas sanitarias y educativas, que, según las mediciones, superan los límites de contaminación acústica. El regidor apunta que el Síndic de Greuges ya advirtió en 2016 de la “pasividad” del Gobierno frente al ruido.

Instituto Andreu Sempere Alcoy

“Entenderíamos que la contaminación acústica no fuese una prioridad para el PSOE si la ciudad no tuviese problemas. Pero los estudios alertan de que sí los hay”, puntualiza Cantó. Las mediciones de nivel sonora que incluye el plan de acción alertan de que la mayor parte de puntos con servicios sanitarios o educativos superan en más de 10 decibelios el límite fijado por la Ley 7/2002, de 3 de diciembre, de la Generalitat Valenciana, de Protección contra la Contaminación Acústica. En concreto, según el plan, el 96% de los 415.542,9 metros de superficie de la ciudad calificada como sanitario-docente presenta lo que el estudio denomina “conflicto acústico”.

“El mapa de niveles sonoros ofrece datos muy preocupantes desde 2015 y al PSOE parece no importarle, porque no toma medidas, no se toma en serio la situación y establezca un calendario de trabajo para aprobar la ordenanza de protección contra la contaminación acústica”, manifiesta el edil. El PP reclamó la ordenanza en 2019. Otros grupos, como Guanyar Alcoi, la han vuelto a reclamar este año. “Todo son largas y compromisos incumplidos. El PSOE se resiste a afrontar el problema y darle solución”, recalca Cantó.

El regidor no comprende por qué el PSOE mantiene en el cajón el plan de acción elaborado en 2015. “Alcoy no puede consentir una parálisis de seis años en un asunto que afecta a la salud y la calidad de vida de los alcoyanos”, expone.

Cantó lamenta que el PSOE desatienda no solo a la oposición, sino también a otras instituciones, como el Síndic de Greuges, que en 2016 destacó en un informe a Alcoy como una de las ciudades pasivas contra el ruido.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad