Rechaza la segunda prórroga y exige un calendario para concursar un servicio más moderno, eficiente y económico

El Partido Popular de Alcoy ha exigido en el pleno celebrado este viernes un nuevo contrato de abastecimiento de agua para acabar con las deficiencias del actual servicio, caducado hace un año. El portavoz del PP, Quique Ruiz, ha instado al Gobierno del PSOE a “reaccionar” y a comprometerse a sacar a concurso una nueva concesión que permita obtener un servicio más “moderno, eficiente y económico”. Ruiz ha alertado de la necesidad “urgente” de renovar el 43% de la red, que todavía es de fibrocemento, un material prohibido por sus efectos cancerígenos.

El concejal del PP ha reprochado la “desidia” del PSOE para renovar el contrato. “Lo dejaron caducar sin prever una alternativa y ya han agotado un año de prórroga sin aportar soluciones”, ha dicho en el pleno. El PP ha votado en contra de la segunda prórroga, también de un año: “No podemos avalar una forma de gestionar que, en lugar de resolver los problemas de la ciudad, los prolonga”, ha recalcado.

Ruiz ha hecho especial hincapié en las consecuencias de la “desidia y la lentitud” del Gobierno socialista, que en 2020 dejó que caducara el contrato sin ofrecer ninguna alternativa. “Las prórrogas están retrasando intervenciones urgentes para renovar el servicio, lo que acarrea consecuencias sobre la economía, el medio ambiente, pero también sobre la salud de los alcoyanos”, ha explicado.

Ruiz ha subrayado que el 43% de la red es de fibrocemento, un material que está prohibido a España “por su alto potencial cancerígeno”, según señala la reciente auditoría sobre el servicio. “Solo sabiendo esto un gobierno responsable hubiera acelerado al máximo la sustitución de este material. Un gobierno responsable hubiera puesto en funcionamiento el nuevo servicio el día después de que se acabara el anterior con la intención de resolver los problemas y no dilatarlos”, ha puntualizado.

El regidor ha considerado “incomprensible” que el Gobierno “no afronte el problema y le dé solución”. Ruiz ha alertado de los perjuicios económico y ambientales del retraso en la renovación del servicio. La red actual pierde un 23% de agua: un millón de metros cúbicos de agua tratada, suministrada y no utilizada. “Es como si toda el agua que captamos del pozo de Barxell se perdiese”, ha pormenorizado.

Ante estos problemas, el portavoz del PP ha rechazado la prórroga pero ha ofrecido su apoyo al Gobierno del PSOE para “sacar a concurso la nueva concesión” que permita conseguir un servicio moderno, eficiente, económico y que no ponga en riesgo la salud de los alcoyanos. Ruiz ha solicitado al Gobierno que defina un calendario para “contratar la redacción del pliego de condiciones” y garantizar que el nuevo servicio esté operativo antes de un año.

Quique Ruiz es portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad