El PP alerta de que Alcoy está paralizada por el bajo nivel de ejecución de los proyectos pendientes desde 2013 y valorados en 20 millones

El Ayuntamiento de Alcoy dejó de gastar el 79% de las inversiones previstas en el presupuesto de 2020. Así lo señala el informe de estado de ejecución presupuestaria correspondiente al cuarto trimestre. De los 25,3 millones previstos, el Gobierno socialista de Antonio Francés solo utilizó 5,3, lo que representa apenas el 21%. El nivel de ejecución fue el más bajo de los últimos tres años, según señala la concejal del Partido Popular, Amalia Payá.

La regidora alerta de que “la ciudad está paralizada”, con proyectos pendientes de ejecutar desde 2013. Es el caso de la reconstrucción de los chalets de la Font Roja, la pasarela de peatones bajo el puente de Cervantes, la rehabilitación de la manzana de Rodes o la construcción del pabellón para gimnasia artística.

Payá explica que el PSOE “nos tiene acostumbrados a unos niveles de ejecución de las inversiones muy bajo, pero su parálisis se hace más patente, si cabe, al quedar reducida la inversión todavía más que en los años anteriores”. En 2018 el Gobierno gastó el 25,5% del dinero presupuestado para inversiones y en 2019, el 26%.

La concejal del PP apunta que de los 25 millones presupuestados para inversiones, el 45,24% corresponden a inversiones pendientes de ejecutar de años anteriores, un total de 11.458.885,21 euros. ”Es dinero que se van quedando en el cajón año tras año”, matiza.

La concejal del PP expone que la pandemia, junto a la inexistente gestión del Gobierno, deja la ejecución global del presupuesto del Ayuntamiento en un 70%. “Ya que hay dinero que no se ha gastado, debería aprovecharse para rebajar los impuestos en lugar de generar nuevas tasas, como la de alcantarillado”, afirma Payá. Y añade: “El dinero debe estar en los bolsillos de los alcoyanos y no en los bancos, porque lo no gastado acaba en las cuentas del Ayuntamiento mientras autónomos, comercios, hosteleros y pymes han perdido sus negocios”.

Payá exige al PSOE “que deje de castigar a Alcoy y que, después de 10 años gobernando, empiece a hacer algo por la ciudad”. La regidora insta, además, a la concejal de Hacienda, Vanessa Moltó, a que sea “honesta” y “explique a los alcoyanos en qué se gasta el Gobierno el dinero previsto para inversiones que acaban sin ejecutarse”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad