La plaza está dedicada a Antonio Gisbert, director del Museo del Prado entre 1868 y 1873 y uno de los referentes de la pintura histórica española del siglo XIX

El Partido Popular pide en el pleno que el Ayuntamiento de Alcoy realice una intervención paisajista en la plaza Pintor Gisbert, también conocida como El Parterre, para eliminar el césped artificial e introduzca vegetación natural con el objetivo de recuperar el papel protagonista en la ciudad de la plaza y garantizar la seguridad de los usuarios.

Después de varias denuncias realizadas por el Partido Popular debido a la lamentable situación en la que se encontraba la plaza, el Ayuntamiento de Alcoy reformó en 2018 la plaza del Pintor Gisbert, popularmente conocida como Parterre. Con esa intervención, el Gobierno eliminó la vegetación natural que históricamente había destacado en la plaza y decidió sustituirla por césped sintético.

El resultado es que una de las escasas zonas ajardinadas del Centro de Alcoy presenta un aspecto artificial, con un tratamiento poco acorde con la declaración de Conjunto Histórico Artístico que la zona obtuvo en 1982.

La concejal Amalia Payá denuncia la situación explicando que “no es de recibo que una plaza dedicada a un pintor ilustre como Antonio Gisbert (Alcoy, 1834-París, 1901), que fue director del Museo del Prado entre 1868 y 1873 y uno de los referentes de la pintura histórica española del siglo XIX, esté ornamentada con una moqueta verde, que además es de mala calidad”.

vianants alcoi

Por otra parte, la reforma de la plaza incluyó la instalación de unas barreras de metal, con aristas afiladas, para delimitar el espacio del césped artificial con las zonas donde habían flores, ya que fue colocado sin rebajar la altura de las antiguas zonas ajardinadas. Estas barreras metálicas provocaron accidentes con heridas por cortes. A pesar de que fueron cubiertos con fundas de plástico, el riesgo se mantiene ya que sigue habiendo partes al descubierto.

“En esta actuación desacertada del gobierno de Antonio Francés, una más, confluyen, por tanto, argumentos estéticos, de seguridad e incluso higiénicos, que hacen necesaria una actuación para corregir la intervención en la plaza” indica la regidora quien lamenta que “en una plaza tan importante no se coloquen además de césped natural y bien cuidado, elementos florales que ofrezcan una imagen de ciudad adecuada”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad