La concejal del PP, Amalia Payá reprocha al Gobierno socialista que no sea capaz de aprovechar el 100% de las subvenciones concedidas de la Generalitat

El Ayuntamiento de Alcoy se ha visto obligado a devolver cerca de 200.000 euros en apenas dos meses por no ser capaz de hacer uso de subvenciones concedidas por la Generalitat para programas de carácter social. El Gobierno socialista no ha sido capaz de justificar las ayudas pagadas por adelantado por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. La concejal del PP Amalia Payá, que alerta de esta situación, reprocha al Gobierno socialista de Alcoy que “deje perder subvenciones destinadas a servicios sociales y, por tanto, a ayudar a quienes más lo necesitan”.

Entre marzo y mayo, la Junta de Gobierno ha aprobado la minoración en 198.016 euros de diferentes subvenciones concedidas por la Conselleria de Políticas Inclusivas. La devolución más cuantiosa, de 111.630,14 euros, corresponde a los programas de ayuda a domicilio para dependientes de los años 2019 y 2020 y la convocatoria extraordinaria para hacer frente a la Covid 19. Payá considera “inexplicable” que Alcoy, con un población envejecida y necesitada de cuidados para los mayores “no aproveche el 100% de la subvención”. 

El Ayuntamiento también ha tenido que devolver en las últimas semanas 63.280,79 euros que había recibido de la Generalitat para contratar nuevo personal en Servicios Sociales: agentes de igualdad, educadores, psicólogos, asesores jurídicos y técnicos de inserción. Esta cantidad se suma a otros 17.500 euros que la Junta de Gobierno aprobó devolver en septiembre de 2020. “En plena crisis, cuando más presión tienen los trabajadores de Servicios Sociales, el Gobierno socialista no puede permitirse el lujo de desaprovechar las subvenciones para contratar a más personal”, manifiesta Payá.

La concejal del PP también reprocha al Gobierno del PSOE la devolución de 40.262,87 euros otorgados por la Generalitat en concepto de ayudas de emergencia social para el pago de suministros energéticos. Solo en 2020 el Ayuntamiento dejó de aprovechar 24.178,03 euros. “Es inaudito que en los peores momentos queden fondos sin aprovechar para ayudar a las familias más necesitadas”, insiste Payá. La regidora exige al Gobierno socialista que aplique el “máximo rigor en la gestión” para “no dejar escapar ni un solo euro que ayude a atender a las personas dependientes y a superar la crisis económicas a las familias con más dificultades”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad