El PP reclama al Gobierno socialista de Francés más gestión para subsanar con rapidez las carencias de la nueva planificación urbanística

El nuevo Plan General Estructural de Alcoy está atascado entre un alud de informes desfavorables: 11 de los 13 informes sectoriales emitidos hasta la fecha son contrarios a su aprobación y exigen cambios y modificaciones. Según los datos ofrecidos por el Gobierno socialista de Alcoy, a preguntas de PP durante el pleno de julio, el plan tiene pendientes de recibir otros 7 informes sectoriales. El PP muestra su preocupación por el estancamiento del plan. Su portavoz adjunta, Lirios García, señala que la situación exige “gestión política al más alto nivel” para desbloquear la aprobación del plan.

La regidora del PP recalca que el alcalde, Antonio Francés, marcó la aprobación del plan general como una prioridad cuando llegó a la Alcaldía, hace ya más de 10 años. “Tenemos una realidad bien distinta, con informes que ni siquiera han llegado y con dictámenes negativos que hay que corregir. La ciudad no puede avanzar con un plan urbanístico que fue aprobado hace 32 años”, manifiesta.

El plan fue aprobado por el Ayuntamiento en mayo de 2019. El documento pasó a la Generalitat Valenciana para su aprobación definitiva. Dos años después, consellerias, ministerios y Adif han emitido 13 informes sectoriales. 11 son negativos y exigen correcciones. A estos dictámenes deben unirse otros 7, todavía no emitidos por diferentes administraciones. Hasta el momento, solo los informes de la Confederación Hidrográfica del Júcar y de Adif son favorables.

industria alcoy

“El retraso en la aprobación del Plan General es una muestra más del bloqueo que padece Alcoy tras 10 años de gobierno de Antonio Francés”, afirma Lirios García. La regidora se muestra crítica al constatar que el primero de los informes sectoriales recibidos es de enero de 2020 y el Ayuntamiento todavía no ha enviado ninguna documentación que subsane las carencias señaladas.

“No podemos entender que la respuesta a los informes desfavorables no sea prioritaria para el PSOE”, expone la edil del PP, que reclama al alcalde “gestión frente a la Generalitat para acelerar la respuesta por parte de los distintos departamentos de la administración autonómica”. García lamenta la actitud de Francés: “El alcalde de Alcoy debería estar llamando a la puerta de cada uno de los organismo para agilizar la redacción de los informes. No puede ser que todavía falten siete informes y el gobierno municipal se muestra totalmente pasivo”, valora.

La concejal del PP alerta de las consecuencias del atasco del Plan General, especialmente en la construcción de infraestructuras y en el desarrollo de nuevo suelo industrial. Sobre este asunto, García recalca que uno de los informes contrarios al plan es el de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad. El dictamen destaca el “alto valor paisajísico” de la zona de Pagos, una de las futuras zonas industriales. Los técnicos reclaman “justificaciones y el cumplimiento de condicionantes” para “viabilizar” la conversión del área en zona de actividad económica. 

La regidora considera que el Plan General Estructural es clave para generar nuevo suelo industrial. “Aunque apenas ofrece una previsión de crecimiento de 392.000 metros, es urgente desarrollarlos, porque desde que gobierna el PSOE la ciudad ha perdido el 17,1% de sus industrias”. García insta al PSOE de Alcoy a que sitúe el desbloqueo del plan como la máxima prioridad. “En pleno siglo XXI no podemos mantener en Alcoy una normativa urbanística del siglo pasado”, concluye la concejal del PP.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad