– Un juzgado condena al ex jefe que impuso el concejal Jordi Martínez por acoso contra su predecesor

– La última sentencia se suma a la anulación de las designaciones de los dos últimos jefes y a la imputación de dos concejales por malversación de caudales públicos

El Partido Popular de Alcoy exige al alcalde, Antonio Francés, que depure “responsabilidades políticas” por las graves consecuencias de la nefasta gestión del Gobierno del PSOE en la Policía Local. La petición del PP surge a raíz de la última sentencia, difundida en los medios de comunicación, que condena al ex jefe de la Policía, José Luis Guerrero, por acoso y lesiones a su antecesor, Carlos Martín. El Juzgado de lo Penal número 9 de Alicante fija una indemnización de 23.341 euros y una pena de tres meses de prisión. El Ayuntamiento de Alcoy, según el fallo, es responsable subsidiario.

El portavoz del PP, Quique Ruiz, subraya que esta sentencia se suma a otros fallos y procesos judiciales que demuestran “la caótica gestión” del Gobierno local. Para Ruiz es especialmente grave la última sentencia, que condena por un delito penal a un policía impuesto directamente por el entonces concejal Jordi Martínez para dirigir la Policía Local. Guerrero, destinado a Alcoy a través de una comisión de servicios, fue ascendido directamente a intendente jefe de la Policía Local pese a que su antecesor ganó la plaza en una oposición. “Hubo una decisión política por la que Martínez colocó como jefe a una persona a la que la Justicia atribuye ahora delitos de acoso y lesiones”, señala el portavoz del PP. Ruiz recalca que el Gobierno de Antonio Francés “no puede mirar hacia otro lado y debe asumir responsabilidades”.

Dentro de la gestión de la Policía, Jordi Martínez, la concejal Lorena Zamorano y el ex jefe José Luis Guerrero están investigados por un presunto delito de malversación de caudales públicos. Según la investigación, pagaron horas extraordinarias sin justificar a un oficial, cuñado de José Luis Guerrero, y destinado a Alcoy dentro de la remodelación de la Policía promovida por Martínez en la primera legislatura del Gobierno de Antonio Francés. El caso está pendiente de la apertura del juicio después de que la Fiscalía y el juzgado rechazase la petición de sobreseimiento de los investigados.

La propia designación de Guerrero como intendente fue anulada en 2015 por el Tribunal Superior de Justicia. El alto tribunal también ha anulado este mismo año la designación del actual jefe de la Policía Local al advertir anomalías en el proceso de selección. “Son demasiadas decisiones judiciales que deben tener responsabilidades porque son fruto de acuerdos políticos que están provocando mucho daño a la Policía y al Ayuntamiento”, lamenta Ruiz.

Quique Ruiz es portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies