Critica la falta de control sobre el presupuesto, que obliga a recortar 1,6 millones al haber rebasado la regla de gasto en 2018

El portavoz del grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy, Quique Ruiz, ha explicado su voto contrario al Plan económico financiero aprobado en el pleno del jueves con los únicos votos favorables del Gobierno local, del PSOE. El concejal ha expuesto que el incumplimiento de la regla de gasto en 2018 obliga a adoptar recortes por valor de 1,6 millones. Unos recortes, señala el edil, que “tienen consecuencias directas sobre la calidad de vida de los vecinos”. Ruiz vincula el incumplimiento de la regla de gasto a la “falta de control sobre las cuentas municipales” por parte del PSOE.

El Ayuntamiento rebasó la regla de gasto fijada para 2018 en 482.277 euros. El incumplimiento obliga al Consistorio a aprobar un Plan económico financiero para los años 2019 y 2020. El portavoz del PP critica que el Gobierno presentase un plan “sin consensuar con el resto de grupos las partidas a reducir o eliminar”. Ruiz reprocha, además, la urgencia con la que el Gobierno ha despachado el plan, a solo dos días del pleno “con un claro objetivo de ocultar su mala gestión”.

El regidor apunta que “la regla de gasto obliga a ajustarse al máximo al límite fijado por el Ministerio de Hacienda, lo que obliga a presentar un presupuesto real y cumplirlo, algo que, como indican los números, no está haciendo el PSOE”. Ruiz insiste en que el Plan económico financiero implica el recorte directo de un millón de euros en el presupuesto de 2019, así como la reducción de 690.000 euros en inversiones que no se ejecutarán este año. “Es una modificación muy importante del presupuesto que el Gobierno lleva al pleno sin consenso y de tapadillo”, recalca el concejal.

Entre los recortes aprobados por el Gobierno en el Plan económico financiero destacan los 123.150 euros para mantener el teatro Principal. En la práctica, señala Ruiz, esta medida implica frenar de nuevo la licitación de la gestión del teatro. Otro de los recortes afecta al mantenimiento de parques y jardines, cuya partida merma en 50.000 euros (una cuarta parte del total). El mayor recorte afecta a la partida de personal, que se reduce en 653.250 euros. En cuanto a las inversiones que quedan pospuestas, Ruiz destaca la mejora de infraestructuras deportivas o el centro polivalente para el barrio de Batoy.

A juicio del portavoz del PP, el Gobierno debe hablar claro a los ciudadanos y explicar que su falta de control sobre el presupuesto ha provocado el incumplimiento de la regla de gasto y, como consecuencia, la aplicación de recortes que afectan directamente a la vida de los vecinos.

Quique Ruiz es portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies