El PP rechaza la subida del IBI y la creación del impuesto del alcantarillado

El Partido Popular ha rechazado en el pleno celebrado hoy el aumento de la presión fiscal propuesta por Psoe y Podem. Para el PP la solución en plena crisis no es crear una nueva tasa de alcantarillado o subir el IBI a las industrias, comercios y oficinas entre otros. Una medida que contribuye a seguir convirtiendo Alcoy en territorio hostil a la inversión y a la atracción de empresas.

“Vivimos una situación económica crítica: 5.700 personas paro, 4.689 trabajadores están afectados por los ERTEs que han solicitado 701 empresas; la contratación ha caído un 30% en el último año y la ciudad ha perdido el 16% de sus industrias desde 2012” ha manifestado en pleno la concejal popular Amalia Payá, quien advierte que “esta preocupante coyuntura necesita una política fiscal que contribuya a mejorar la situación económica de la ciudad. Una política fiscal que ayude a reactivar la economía, potencie el Centro Histórico, dé respaldo a las familias y, ahora más que nunca, ayude al comercio”

La concejal indica que “con la situación de crisis que padecemos no podemos consentir la creación de la tasa de alcantarillado” y ha recordado que la tasa propuesta, a diferencia de lo que anuncia la concejal, no es nueva, es una tasa que los alcoyanos ya pagaban antes de la implantación del IBI.

Para el PP es incomprensible que el gobierno de Antonio Francés aumenten la presión fiscal a los ciudadanos para aumentar los ingresos al tiempo que se niegan a sacar a concurso el nuevo contrato del agua. Solo con el canon de adjudicación la ciudad obtendría recursos suficientes para mejorar todo el ciclo integral del agua.

Desde el Partido Popular se ha recordado que en Sant Antoni de Portmany (Ibiza), el contrato se adjudicó por PSOE y Podem por 12 millones de euros, en Seseña (Castilla La Mancha) por 6 millones, en Pontevedra (Galicia), contrato adjudicado por el Bloque Nacionalista Galego, se adjudicó por 110 millones de euros, donde 48 millones eran en obra.

Amalia Payá ha insistido en el tema indicando que el gobierno de Antonio Francés “ aún no han explicado por qué mantiene en Alcoy el contrato prorrogado, bloqueando ingresos para el ayuntamiento y ahogando a los vecinos con nuevas tasas”.

La concejal popular ha enumerado las propuestas realizadas por el PP y que se han incorporado. La bonificación del 90% en el IBI a las familias numerosas con inmuebles de menor valor, la rebaja del IBI a las empresas que construyan o rehabiliten edificios en el Centro Histórico, ampliación de bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas.

“Incluso el Gobierno incorpora ahora la propuesta de bonificaciones por contratación que rechazaba el año pasado. Es evidente que lo ha hecho porque su alternativa ha sido un auténtico fracaso, ni una empresa ha solicitado las bonificaciones que aprobaron hace un año” ha destacado Payá quien afirma que “no queremos ni pensar qué propuesta de ordenanzas fiscales tendríamos sobre la mesa de no ser por el trabajo del Partido Popular”

Por otra parte el gobierno municipal no ha aceptado la propuesta del PP de declarar de “especial interés” el comercio minorista para darles el derecho a una bonificación del 50% del IBI y en el caso de comercios del Centro una bonificación del 90%. Una medida que han adoptado otros municipios “y que demuestra el compromiso de un Gobierno con los comerciantes y no el plan de ayudas que se ha saldado con un rotundo fracaso y que, pese a todo, se empeñan en mantener y repetir” reprocha Payá.

Desde el PP también se lamenta que el gobierno no hayan aceptado introducir rebajas en el impuesto de obras para evitar la paralización del sector y contribuir a la construcción de nuevas viviendas en el centro histórico.

La concejal popular Amalia Payá ha denunciado que “nos encontramos ante dos modelos: el de tomar medidas que frenen la crisis económica y el de aumentar impuestos en momentos de gran incertidumbre. Claramente estas ordenanzas fiscales que nos trae el gobierno no solo crean nuevos impuestos y aumentan otros sino que reducen algunos beneficios fiscales por ejemplo el de implantación de energías limpias.”

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad