El Ayuntamiento lleva dos años sin auditoría del servicio, de la que depende el pago del 4% del contrato

El Ayuntamiento de Alcoy ha acordado el pago de 154.587,49 euros por el servicio de recogida de residuos y limpieza de calles sin haber controlado si la empresa concesionaria, Fomento de Construcciones y Contratas, ha cumplido los objetivos del contrato. El pago aprobado corresponde al 4% de la facturación que depende de unas auditorías externas que determinen si la empresa cumple o no los objetivos. Ese sistema de control no ha sido contratado por el Ayuntamiento más de dos años después de la puesta en marcha del nuevo contrato, adjudicado en 2018 a razón de 4,2 millones de euros al año.

El pago definitivo a la empresa fue aprobado en el pleno del pasado viernes con el único voto en contra del Partido Popular. Su portavoz, Quique Ruiz, señala que “no podemos apoyar pagos que están supeditados a un control que no se ha producido por parte del Ayuntamiento”. El regidor no pone en duda el trabajo de la empresa, sino la falta de control del Gobierno local, del PSOE. “El sistema de control era una de las principales novedades del nuevo contrato y uno de los requisitos exigidos por el Partido Popular para la adjudicación”, recalca Ruiz.

El informe de los técnicos detalla que los retrasos en la contratación de la auditoría “por causas atribuibles al Ayuntamiento y no a la empresa prestadora del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria no se realizó control de auditoría durante los trimestres primero, tercero y cuarto”.

La última auditoría externa a la que el Ayuntamiento sometió a la empresa es del segundo trimestre de 2019. Desde entonces está pendiente la contratación de estos informes. El proceso de licitación comenzó en mayo de 2020 y está por resolver. “Lamentamos que el sistema de control no se haya aplicado durante dos de los cuatro años del contrato”, señala.

La única auditoría realizada hasta la fecha se saldó con una penalización de 493,22 euros. Ruiz insiste: “No cuestionamos si la empresa está cumple o no el contrato. Cuestionamos que el Ayuntamiento no lo sepa porque sigue sin tener instrumentos de control. La consecuencia es que paga a ciegas dos años después de haber adjudicado el contrato”.

Quique Ruíz es portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad