Considera preocupante que la Asociación de Vecinos de la Zona Norte rechace el plan, basado en la construcción de 217 viviendas y 350 plazas de aparcamiento

El Partido Popular quiere que el Ayuntamiento de Alcoy retome la senda de la participación y el consenso para definir la urbanización de la plaza de al-Azraq. El concejal Kiko Cantó reclama al Gobierno local, del PSOE, que escuche a los vecinos de la Zona Norte y pacte con ellos el proyecto, pendiente desde 1989. El regidor lamenta que la propuesta que plantea el Gobierno no se ajuste al proceso de participación desarrollado entre 2010 y 2011.

El abandono de aquel modelo participativo lo ha advertido la Asociación de Vecinos de la Zona Norte en un escrito en el que cuestiona el plan del Gobierno para la plaza de al-Azraq. El macroproyecto urbanístico prevé la construcción de 217 viviendas y 350 plazas de aparcamiento subterráneo. El colectivo vecinal no comparte que el proyecto divida la plaza en tres zonas, mantenga el edificio de los antiguos juzgados, y priorice los aparcamientos.
Cantó comprende la decepción de los vecinos, que durante dos años trabajaron en un diseño para la plaza que no ha sido recogido en el proyecto definitivo. “La plaza de al-Azraq es una de las grandes tareas pendientes del urbanismo en Alcoy desde hace 40 años. Intentar planificarla ahora al margen de los vecinos, sin tener en cuenta sus ideas, no tiene sentido”, señala el edil del PP.


El plan de reforma interior de la plaza de al-Azraq supone 28.868,90 metros cuadrados repartidos en tres parcelas: una de carácter residencial, otra central y de menor superficie destinada a zona verde y una tercera reservada a equipamiento educativo y que depende de la compra del cuartel de la Guardia Civil. El plan valora el coste de la operación urbanística en 33,3 millones de euros. Cantó muestra su preocupación por el rechazo de los vecinos a la propuesta del Gobierno.

Cantó pide al Gobierno “que se siente a trabajar con los vecinos un proyecto de consenso, que piense en algo más que en construir viviendas”. El regidor alerta de que la participación de la que tanto hace gala el Gobierno de Antonio Francés, cada vez va quedando más en evidencia con la acumulación de hechos que hacen patente la manera de actuar de los socialistas. Cantó recuerda que “proyectos como la ordenanza de peatonalización, la modificación del servicio de transporte urbano o el mismo presupuesto municipal para 2021, en el que los vecinos han tenido nula información, son claros ejemplo del autoritarismo del PSOE”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad