No solo nos podemos servir de expresiones valencianas para calificar la década de gobierno de Antonio Francés. La rotundidad del castellano nos regala un adjetivo que lo hace a la perfección: pachorra. La Real Academia de la Lengua define esta palabra como “escasa diligencia en el trabajo, indolencia, tardanza”.

Es cierto que el funcionamiento de las administraciones públicas es lento, fruto de los trámites y requisitos legales. Pero ante ese muro, los responsables políticos, al menos los eficientes, deben mostrarse previsores y activos, ganándole tiempo y terreno a la democracia para no ser cómplice de esa lentitud.

Sin embargo, nos encontramos con un PSOE local que ve normal que el teatro Principal permanezca sin apenas actividad desde hace dos años, que los chalets de la Font Roja estén al borde del derrumbe o que el centro de enfermos mentales siga cerrado tras comprometerse a abrirlo en 2015.

Encantados de haberse conocido, los franceses, como les ha bautizado un reconocido periodista local, afrontan su tercera legislatura en el poder sin haber creado un solo metro cuadrado de suelo industrial y sin asumir ni una pizca de responsabilidad por haber dejado que el Centro de la ciudad se caiga a pedazos.

Obviamente, esta pachorra del Gobierno de Francés empapa su labor de seguimiento sobre políticas de otras administraciones. De ahí que justifique, por ejemplo, que los planes contra incendios de los parques naturales de Font Roja y Mariola estén caducados desde 2016. ¿Respuesta? Se están revisado. De acuerdo, pero es que deberían estar revisados desde hace tres años. Parece que, cuando no interesa, la emergencia climática queda aparcada.

Uno que sigue trabajando en el sector privado se preguta: ¿puede que llevar tanto tiempo en el servicio público les haya hecho olvidar la productividad que se exige en la empresa privada? ¿Saben que ningún comerciante, trabajador autónomo o empresario local se puede permitir esa indolencia en sus quehaceres diarios? ¿Son conscientes que las empresas alcoyanas deben servir sus pedidos casi al mismo tiempo que los reciben? ¿Qué pasaría si el sector privado trabajara con la misma lentitud del gobierno local? Quebraría sin duda.

Por respeto a los ciudadanos no podemos dar como buena esa escasa diligencia en la gestión del PSOE. Ese conformismo. Esa pachorra desesperante. Hasta en su promesa estrella de crear 600 empleos en Rodes muestra una tardanza exasperante. Que se lo digan a los 5.093 desempleados registrados en Alcoy.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies