Exige que acate el dictamen de la Inspección de Trabajo y abone la compensación de los salarios pagados entre 2018 y 2019

El Ayuntamiento de Alcoy contrató entre 2018 y 2019, justo antes de las elecciones municipales, a 194 jóvenes a través del programa de empleo Avalem Joves Plus, promovido por la Generalitat. La Inspección de Trabajo, a denuncia formulada por Comisiones Obreras, ha advertido de que aquellos jóvenes cobraron menos del 60% del salario fijado en convenio para trabajadores que desempeñaban las mismas funciones. Por eso requiere al Ayuntamiento que pague la diferencia. El Gobierno local rechaza la resolución de la Inspección de Trabajo y ha recurrido a la justicia eludir ese pago.

La portavoz adjunta del Partido Popular, Lirios García, acusa al Gobierno de “abandonar” a los jóvenes afectados por esa situación. “En ningún momento le ha importado al Gobierno la situación laboral de los jóvenes del plan Avalem. El único objetivo era la propaganda electoral”, señala la edil. García lamenta que el Gobierno haya decidido recurrir a los tribunales para eludir la resolución del Ministerio de Trabajo y evitar el pago de las diferencias de cotización a la Seguridad Social y de salario. “Parece que no hay dinero para pagar a los jóvenes empleados pero sí para pagar abogados”, apunta la edil. contratacion de jóvenes en año electoral

La concejal del PP no comprende cómo el Gobierno pretende anteponer el convenio colectivo del Ayuntamiento al Estatuto de los Trabajadores, que en su artículo 11 expone: “la retribución del trabajador será la fijada en convenio colectivo para los trabajadores en prácticas, sin que, en su defecto, pueda ser inferior al 60% del salario fijado en convenio para un trabajador que desempeñe el mismo o equivalente puesto de trabajo”. En el caso del Ayuntamiento de Alcoy, según marca la resolución de la Inspección de Trabajo, hubo casos de jóvenes que cobraron solo el 34% del salario fijado en convenio. Según la resolución, mientras un arquitecto percibe 3.234 euros brutos al mes, un beneficiario del plan juvenil se queda en 1.103 euros, pese a que el 60% del sueldo sería de 1.940 euros. La Inspección explica que, por ejemplo, si un ingeniero técnico industrial cobra 2.556 euros brutos al mes, un joven contratado a través de Avalem se queda en 1.063 euros.

Lirios García recalca que la resolución del Ministerio de Trabajo es contundente al respecto de esta práctica: “Tal modo de proceder atenta contra el más elemental derecho de los trabajadores, cual es cobrar igual salario por el desempeño de un trabajo similar”, expone el documento.

La concejal sostiene que otros ayuntamientos, como el de Alicante, han accedido a pagar las diferencias salariales. “Aquí en Alcoy, sin embargo, tenemos un Gobierno que va en contra de la gente. En contra de los mismos jóvenes a los que decía apoyar antes de las elecciones. Sin urnas de por medio, lo que encontramos es un abandono absoluto”, manifiesta la regidora, que exige el Gobierno que asuma el fallo y abone las diferencias.

El plan Avalem Joves 2018-2019 fue el de mayor número de contratos. El Ayuntamiento obtuvo una subvención de la Generalitat por un valor de 3,1 millones para formalizar hasta 194 contratos. Un año después, el mismo plan se redujo a 41 contrataciones, con una subvención de 647.424 euros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad