– Menos del 2,5% de la población decidieron el destino de más de 400.000€ de dinero público

– La baja materialización de los proyectos crea desilusión y contribuye a disminuir la participación

El Partido Popular de Alcoy pide cambios en el modelo de presupuestos participativos. La concejal Amalia Payá recalca que el actual sistema no está teniendo el resultado esperado, con una participación bajísima que ronda el 2,5% de la población de la ciudad. En 2017, el año con más participación, solo se alcanzó un 4,43% de la población, con una participación de alrededor de 2.600 personas.

El PP ve necesario abrir un debate entre todas las formaciones políticas para reorientar el modelo con el objetivo de aumentar la participación de los vecinos. “Creemos que los presupuestos participativos deberían orientarse directamente a áreas para tener en cuenta a los colectivos que trabajan día a día en cada una de ellas” ha manifestado la concejal popular, Amalia Payá. La edil considera interesante “vincular a los colectivos de nuestra ciudad como primer paso para que los ciudadanos se motiven y participen en la elaboración del presupuesto”.

Para incentivar la participación, aparte del modelo, Payá considera “absolutamente necesario” que los proyectos aprobados se realicen. “La mayoría de las propuestas acordadas por los pocos vecinos que participan son todavía humo, lo que desmotiva todavía más a quienes tienen interés por este sistema”.

Proyectos pendientes desde 2014

La concejal recalca que la “baja ejecución” de los proyectos aprobados en los presupuestos participativos crea desilusión y, como consecuencia, un descenso en la participación. “Esta escasa participación deslegitima los presupuestos y los convierte en un fracaso”, manifiesta Payá. Según explica, existen importantes proyectos pendientes de realizar de años anteriores. Como ejemplos, cita el anunciado espacio de conciertos con capacidad para 400 personas, pendiente desde 2014; el centro cívico para los barrios de Ensanche y Santa Rosa, con una partida reservada de 241.000 euros desde 2015, o el paso para viandantes bajo el puente de Cervantes, pendiente desde 2016 con una reserva de 110.000 euros. “No podemos defraudar las expectativas de los vecinos que se implican aportando propuestas para la ciudad. Si no las atendemos difícilmente podremos conseguir más participación”, razona la concejal.

Amalia Payá es concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies